sábado, 21 de julio de 2012

ENSEÑANDO A MI VECINO VOYEAUR COMO SOY.


Hola. Ante todo quiero daros las gracias por vuestro apoyo durante mi época de exámenes, muuuchíiiisimas gracias. Ya conozco mis notas la verdad es que no son una maravilla tengo que reconocerlo, a parte del Francés II, tengo para el curso próximo alguna que otra (me reservo la opción de no deciros cuántas), lo positivo mi aprobado en Matemáticas comercial y financiera ¡¡yupiii¡¡, a dios pongo por testigo de que nunca volveré a estudiármela y no guardaré sus apuntes como reliquias. Javier no decías que iba a catear esta asignatura, pues ya ves aprobada y con un 6,2.

Al final he decidido no quedarme en mi maravillosa ciudad universitaria, y vuelvo a casa (a una de ellas) por navidad…digo por verano, jajajaja, de ahí que no os haya escrito en estos días. Ya recogí parte de mis cosas de mi piso estudiantil, las metí en mi coche, me despedí de mi casera, le entregué mis llaves y las de mis compis (ya llevan 8 días de vacaciones más que yo) y rumbo a casa.

Ya estoy instalada en mi habitación, tras unos días de ajetreo, ¿por cuánto? Pues no lo sé, creo que por poco, porque no pienso quedarme por acá todo el verano.
Sé que os gusta que os cuente cosas que me van ocurriendo, al igual que a mí me gusta contároslas, os voy a intentar narrar lo que hice el último día que estuve en el piso, vais a alucinar, como alucinada sigo yo, con lo zorra que me vuelvo a veces.

Domingo 15 de Julio, un día bastante caluroso ya a esas horas del día, yo desnuda en la cama estaba ardiendo de calor, había salido la noche anterior y pese no haber bebido tenía algo de resaca, supongo que sería ante la falta de costumbre por lo de las últimas semanas, así que no madrugué aún con la cantidad de cosas que tenía que hacer.

A la vez que me desperezaba observaba como mi dormitorio estaba salpicado de ropa, bolsas y cajas, nada más levantarme de la cama decidí abrir la ventana para que circulara un poco el aire. Abrí la puerta de mi cuarto, el piso estaba en silencio, yo era su única inquilina en ese momento, mientras iba camino del baño, me paré a mirar cómo se agitaba la cortina del balcón, una brisa caliente entraba por ella. Ya en el baño frente al espejo, me di un besito de buenos días en los labios, ya tenía la mirada despierta y mi cabello bastante jaleado delataba que me acababa de levantar. Giré el grifo de la bañera para darme una ducha de agua fresca, que refrescara mi cuerpo. Entrando en la ducha me di cuenta de que me había olvidado coger unas toallas, volví a mi cuarto y cogí las toallas de una de las cajas, unas braguitas blancas y una camiseta superchula que me deja el ombligo al descubierto, me apetecía llevar ropita cómoda y fresca para ese día, y como no tenía previsto salir.

De camino hacia el baño, observe como mi vecino de enfrente, como cada día estaba asomado a su balcón, por suerte la persiana del balcón estaba bastante bajada y era imposible que pudiera verme, solamente de rodillas hacia abajo. Me quedé unos segundos observándole, de repente sentí que miraba hacia donde yo estaba y rápidamente me separé de allí para que no me viera nada.

La ducha de agua fresca hizo que mi cuerpo se vigorizara, mientras me secaba y me vestía, me observaba en el espejo notando como mi piel ya estaba algo bronceada, gracias a los días que he estado tomando el sol. 

Las braguitas blancas destacaban ante mis morenas piernas, mientras me peinaba el cabello, me di cuenta que  mis pezones se notaban bastante bajo la fina tela de la camiseta, aún seguían duritos después de la ducha con agua fresca que me había dado.

Durante el resto del día no paré de hacer cosas: estuve terminando de empaquetar mis cosas, hice una colada de ropa sucia, estuve limpiando mi dormitorio… todo esto evitando las miradas de mi vecino de enfrente, el susodicho es un hombre de unos 40 años, de cabeza rapada, algo musculitos (se nota que va al gimnasio) y creemos que vive solo. Se ha pasado todo el curso pendiente de cada movimiento del piso, horas y horas hemos llegado a contabilizar, mis compañeras y yo, las que se ha pasado asomado en su balcón echando miradas a las ventanas del piso. Al comienzo de curso hasta llegó a ser molesto, pero ya estamos tan acostumbradas que pasamos de él, bajamos las persiana o corremos las cortinas y solucionado. 

Yo nunca he llegado a hablar con él, ni me lo he cruzado ninguna vez por las calles del barrio, así que aún siendo mi vecino sigue siendo un auténtico desconocido para mí. Creo que el estar pendiente de nosotras se ha convertido en una obsesión para él.

Bueno pues ese día, estaba ojo avizor, pero le deje con las ganas que me viera hacer las tareas domésticas, hasta que la lavadora terminó de hacer la colada y no me quedó más remedio que ir a tender la ropa en el tendedero que tenemos en el balcón. Salí a él y ¡¡sorpresa¡¡ mi vecino no estaba, supuse que sería por las horas que era y por  la calor , y supuse bien hasta que al incorporarme de coger una prenda del cesto de la ropa para tenderla ¡¡zas¡¡ ya estaba detrás de mí en su balcón, observándome sin perder detalle de lo que hacía y con una sonrisa en los labios, rápidamente terminé de tender la colada y baje la persiana del balcón. ¿Qué se le pasaría por la cabeza para estar tan anonadado conmigo hoy?

Ya por la tarde mientras estaba viendo la televisión, me rondó en la cabeza la pregunta que me había hecho unas horas antes, ya sabía que sé le pasaba a mi vecino de enfrente por la cabeza. Y es que (no os riais por favor), ante el ajetreo de la limpieza del piso y preparando mis cosas para llevármelas, no caí en la cuenta de que salí a tender la colada con la misma ropa (poca ropa) que llevaba en ese instante, así que mi vecino se tuvo que deleitar con mi cuerpo. Me sentía un poco tonta por no haberme percatado de esa situación. Pensé en la imagen que tendría cada vez que le había dado la espalda, acachándome para tomar una prenda de ropa del cesto, menuda visión tendría de mi culo, se tuvo que poner a cien, seguro que se paso toda la tarde masturbándose pensando en mis morenitas piernas, en mis redondos pechos, y en mi culo de 22 años. Esos pensamientos hicieron que crecieran en mí una excitación inesperada ante lo ocurrido esa mañana.

Así que el resto de la tarde me la pasé leyendo con mi e-Reader en el balcón, se estaba realmente bien debido al viento fresquito que hacía, y si me vecino quería espiarme que me espiara, ahí estaba ante él. Todo iba normal hasta que me puse a echarme cremita por las piernas, como sabía que me estaba espiando, me extendía la crema con suavidad, delicadamente por toda la pierna hasta mis muslos. Desde detrás de los cristales pude apreciar la silueta de mi vecino, yo le sonreí, puse mis dedos en mi ombligo haciendo como si recolocara mi piercing, pero subí más arriba, hasta que toqué unas de mis pechos, y comencé a acariciármelo, después me incorporé, fui hacia el interior del piso y eché la cortina.

Al instante, en la cocina, abrí el ventanal que tenemos, para luego disponerme a preparar mi cena, algunas noches me encanta cenar cola-cao con galletas, cuando acabe de preparar el cola-cao, hice como que miraba a la calle pero de reojo vi que tenía la vista puesta en mí, él también disimulando, llevaba solamente una toalla anudada en su cintura, ¿se habría dado una ducha de agua fría para quitarse la calentura? Pues menuda se le avecinaba.

Aproveche la ocasión para abrir un alto armario donde guardamos las galletas, me puse de puntillas, cuando estiraba los brazos para cogerlas, mi camiseta se subió con mis brazos quedándose a escasos centímetros de mis desnudos pechos; su mirada desde mis pies hacia arriba por mis morenas piernas tuve que gustarle un montón, y seguro que cuando esperaba llegar a mis braguitas blancas, le dio casi un infarto. Me las había quitado y estaba mostrándole mi culo con todo lujo de detalles.

Exactamente en el instante en que me giré con el paquete de galletas en la mano y le mostraba toda mi desnudez, me acerqué a la ventana y vi que la toalla que llevaba se le había caído, jajajaja, a mi me dio la risa, y él estaba tan pasmado con lo que veía que no se tapaba, hasta que nuestras miradas se cruzaron y se inclinó por la toalla poniéndola delante de su polla sin atársela a la cintura, jajaja, menudo valor que aunque vivimos cada uno en un noveno le podía ver cualquiera. Caminando hacia el comedor para cenar mi cola-cao con galletas, no podía aguantarme la risa ante lo sucedido, a la vez que mi cuerpo me pedía más morbo.

En el comedor, abrí las cortinas, encendí la luz y me senté sobre un sillón frente al balcón, ante la atónita mirada de mi vecino. Levanté mis piernas para sentarme sobre ellas. Él podía ver mi rajita claramente, mientras yo desmenuzaba las galletas y las echaba en el cola-cao.

Mi rajita se humedecía por momentos cada vez más, así que para subir todavía más la temperatura, me llevé una mano a ella, pasé dos dedos por su humedad y los llevé hasta mi boca para lamerlos.

Mi vecino dejo caer la toalla y se agarró la polla con su mano derecha. Quería que le viese y no le importaba para nada que le viesen otros vecinos (cuando lo pienso ahora me muero de vergüenza, pensé que algún vecino llamaría a la policía por escándalo público pero por suerte nadie apareció).

Podía ver desde mi posición su mirada lujuriosa. Yo mojé mis labios con la lengua como dándole a entender que lo que quería era mojar su polla. Me puse a comer las galletas, pasaba mi lengua por todo lo largo de la cuchara, a la vez con una mano me llevaba la cuchara a la boca con la otra me subí la camiseta hasta la parte de arriba de los pechos, dejándolos al descubierto en toda su grandiosidad. Él no podía apartar su mirada de mí.

Para mí sorpresa se sentó en el suelo de su balcón, con las piernas separadas y continuó masturbándose, parando a veces para que apreciase lo grande y dura que se la ponía.

En ese instante no os podría decir quién de los dos estaba más caliente, si lo de la terraza había sido morboso, esto lo era más, y mi cuerpo deseaba que me dejara llevar. Le solté una sonrisa insinuante y me dispuse a quitarme la camiseta, ofreciéndole mis tetas, a esas alturas me encontraba totalmente desnuda frente a él. Me agarré las tetas con las dos manos y chupé mis pezones con la lengua. Su erección sobresalía de su mano, el solo hecho de imaginarme esa polla en mi rajita hizo que me sobrecalentara, solo tenía que decirle que cruzara la calle y subiera a mi piso, para estar cabalgando sobre esa polla, así que me levante del sillón y lo puse más cerca del balcón, no le dije nada, en cambio me senté en el sillón poniendo cada una de mis piernas sobre los reposabrazos, sin dejar de mirarle cogí dos de mis dedos y me los llevé a la boca, lamiéndolos como si fuera su polla, él me miraba con cara de asombro y excitación, cuando mis dedos estaban bien mojados me los llevé hasta mi “perlita” y empecé un ritmo suave que poco a poco se iba acelerando, mi vecino seguro que aún en la distancia podía ver el placer de mi rostro. Él por su parte seguía meneándosela, ahora sin pausa, yo inconscientemente deje de tocarme el clítoris y me introduje los dos dedos por mi lubricada rajita, imaginaba que era su polla, aunque era más gruesa y larga que mis dos dedos, pero aún así el placer que me estaba dando era buenísimo.

De repente un chorro de líquido blanco saltó hacia arriba de la polla de mi vecino, seguido de más y más líquido blanco. Yo continué tocándome durante lo que creo que fueron unos cinco minutos más, hasta que logré mi orgasmo, a esas alturas no me importaba que me estuviera observando, allí desnuda, abierta de piernas dándome un buenísimo placer ante mi vecino mirón. Cuando volví a la normalidad, le sonreí  dándole un besito desde la distancia, y baje la persiana del balcón hasta abajo.

Me hubiera encantado que esto hubiera ocurrido con el vecino de al lado, como ocurrió el otro día mientras tomaba el sol en la terraza y haber acabado lo que se quedó a medias, pero a “falta de pan, buenas son tortas” como dice el dicho.

Sé que mi vecino de enfrente se va a pasar todo lo que queda de verano ojeando las ventanas de nuestro piso sin encontrar a nadie porque hasta Septiembre estará cerrado por vacaciones, e igual una cosa así no le vuelve a suceder en su vida. Creo que el estar tantas horas durante el curso espiando nuestras ventanas ha tenido una gran recompensa.

Hasta aquí lo que me pasó el domingo, no está nada mal ehh. Al final resulta que es cierto eso de que con la calentura se pierde la compostura, llegándose hacer cosas inimaginables.

Al día siguiente como os he contado, madrugué, llené el coche de bultos y me fui a casa a pasar unas deseadas vacaciones.

Besitos vacacionales…os quiero, que me voy un ratito a la piscina.

31 comentarios:

  1. mmmmmmmmm, niña, pero qué zorrita estás hecha!!! me encanta. Que morbosa y malilla eres, tu vecino va a pasar el verano más caliente de su vida asomándose constantemente al balcón para repetir lo del otro día ;).

    Me has puesto cachondísimo Úrsula, casi tanto como a tu vecino, de hecho, al leer tu post y ver tus fotos... mmmmm me he quitado el slip que llevaba y desnduno no he podido evitar masturbarme, como en la foto del chico calvo que has puesto. Iba leyendo tu relato y me imaginaba delante de ti con mi polla durísima entre las manos, viendo tus pechos (que son preciosos!!!!), viendo tu rajita y tu perlita y deseando lamerte entera, mmmmmmmm. Ha tardado poco mi leche en salir disparada, menos mal que tenía un vaso de un refresco a mano para no poner esto perdido, jajajaja.

    Bueno cielo, disfruta del veranito y zorrea todo lo que puedas. Y no se te olvide contarlo!!! Mil besazos y lametones en tu cuerpazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola MorenitoL, me encanta que me digas que estoy hecha una zorrita, la verdad es que estoy hecha una buena pieza, pero que voy hacer, no voy a cambiar ahora a mis 22 años.

      Sí fui un poco mala con mi vecino, pero también se lo tiene bien merecido.
      Como me gusta que me cuentes que disfrutas con mis vivencias, y te pongas supercachondo, cuando la lees. Y más aún que te masturbes pensando en mí, como en eso que cuentas.

      MorenitoL si alguna vez estamos de la misma forma, que como estaba yo con mi vecino de enfrente, me tienes que aguantar algo más, no querría que te corrieras rápidamente..

      Ya estoy disfrutando del verano y descuida que todo lo que vaya pasando lo iré contando en mi blog, como siempre.

      Muchos besitos y un lametón a donde tú quieras, jajajaja.

      Eliminar
    2. Claro que no cielo, no tienes que cambiar y, en todo caso, si cambias, que sea para ser más zorrita todavía, mmmmmmmmmmmm ;).

      Pues para mí es un placer masturbarme con tus post y tus fotos, lo hago encantado y disfruto mucho, así que todos contentos :). Ojalá algún día pudiese hacerlo delante de ti, en vivo, me encantaría masturbarme mientras te miro y tú me miras, y tranquila, que haría todo lo posible por durar todo lo que pudiese ;). Bueno, y digo que me encantaría masturbarme contigo, pero no sólo eso, sino más cositas... imaginatelas ;).

      Sigue disfrutando del verano Úrsula. Y gracias por ese lametón, otro más para ti ;).

      Eliminar
  2. Estoy muy enfadado, la primera foto la has recortado para que no salga mi cabeza, ¿que pasa, te averguenzas de mi?
    No, no, a mi no me averguenza hacerle las ingles a nadie, es un trabajo muy digno jejeje.

    Dicha la tonteria ... respecto al relato ... eres malaaaa, muuyy mala, ese hombre desaforado cascandose una gayola a lo loco, ¡en la terraza!
    Que dices tu, "ahora que es verano vamos a cenar a la terraza con el fresquito", pues ahora va a ser " oye que calor!, hace me voy ha hacer una paja en el balcon ahora vengo"

    ¡Esto no puede ser Ursu! pon orden ahi! que ese comunidad va a terminar siendo sodoma y gomorra!!!Vas a tener todos los hombres del bloque de enfrente tocando la zambomba en una hamaca, y eso si que no me gusta, porque yo no vivo enfrente

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, muy bueno tu comentario, joder si me lo había creído todo, y yo pensando mientras leía, porque está enfadado si no le he hecho nada.

      Y sí Chri soy mala, bastante mala, a muchos os gusta que sea así. Es que con el calor que hace pues ocurre cosas así, jajaja, me ha encantado tu comentario, me he reído muchísimo.

      Lo de Sodoma y Gomorra estaría bien, mmmmmmm, cuanto vicio habría cada vez que llegara de la facultad. Bufff lo de tantas hombres frente a mis ventanas todos con sus instrumentos a punto para mí, menudo lujo. Si eso se hiciera realidad y te unieras al resto, no te preocupes hay un piso que se alquila en frente, si quieres te lo reservo ;-)

      Un besazo Chri.

      P.D: el saber que me lees y observas mis fotografías en la superpantalla que aparece en el archivo que me mandaste me anima a hacerme más.

      Eliminar
  3. Por dónde empiezo? A ver, deja que ordene un poco la caja de sastre que es ahora mi cerebro por tu maldita/bendita culpa :)

    Empezaré porque de todo el relato, de lo que más me ha gustado ha sido la cena que te preparaste, soy muy goloso y esa es una de mis cenas que más me gustan y repetía hasta que empecé la dieta para definir -_-', echo de menos el cola cao con galletas jum. Me gusta que compartamos esos gustos, quizás un día te invite a cenar cola cao con galletas ;)

    Ahora volviendo al grueso del relato, me fascina que seas tan caliente, que hayas calentado así a tu vecino, quizás hayas sido un poco imprudente y más sabiendo que es un mirón un tanto perturbado, pero vamos, si es listo esperará a la próxima e imagino que desde ese domingo 15 de Julio han caído más de una paja en tu honor por parte de tu vecino (no he especificado si el de arriba o el de enfrente).

    Yo desearía ser tu compañero de piso, y encontrarte con esas pintas, aunque no sé si podría contenerme para no morderte sensualmente los lóbulos de tus oídos o tu cuello, pero ese es otro tema :)

    En cuanto a las notas, me alegro de que hayas aprobado unas cuantas y siento que te hayan quedado otras, pero sabes qué? Que a lo hecho pecho, y el tuyo es bien precioso.

    No ando de vacaciones aún, es lo malo de ser el nuevo pringado al que sólo le pertenecen 15 míseros días de vacaciones...

    Dijiste que mañana (supongo que ya hoy, que es cuando lo estás leyendo) me contestarías al mensaje, espero lo hayas pasado bien en la piscina, que sea comunitaria y te miren con deseo como haría yo, aunque yo quizá me acercara a ofrecerte echarte crema, solar o de otra, eso ya es decisión tuya ;)

    Un besazo, nos leemos mañana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Energy, ya te contesté a lo anterior. Me gusta dejarte en estado de shock. Mereció la cena veraniega que me monté en el piso ehh? ¿dieta para definir? No será que se te están definiendo ya las tapitas del mar, jajajaja.

      Me encanta cenar un tazón de galletas y cola-cao, mmmmm si es que aún sigo siendo una chiquilla. Y por cierto si algún día me invitas a esa cena, haber de que “leche” me das para mis galletitas…

      Ya sabía que era un mirón ¿perturbado?, no lo sé, pero de lo otro sí. Espero que el otro día se llevara una buena ración y nos deje en paz para el próximo curso. Y sí que se pajee pensando en mí, que a mí me encanta, y mi vecino de al lado también, aunque supongo que igual lo piensa mientras se acuesta con su pareja (no creo porque tiene una pareja que es también superbonita), mmmm el vecino de al lado sí que es una delicia, no me importaría tener una aventura con él.

      Si fueras mi compañero y me pillaras así, ibas morderme sensualmente mi cuello o mi orejita, no lo creo, ni lo creo ni te dejaría, te pediría que me lamieras otra cosita más buena (ves ya estoy descontrólame, y eso que eso escribo).

      Si con las notas lo hecho pecho, y gracias por el cumplido hacia mi pecho.
      Animo que pronto llegará esas vacaciones. Un motón de besos…

      Eliminar
    2. Estás diciendo que yo también soy un chiquillo por gustarme el cola-cao y galletas? Bueeeno, vale, lo reconozco, pero que no salga de entre nosotros jaja.

      La dieta es para definir esos abdominales, madre mía lo que cuesta... jajaj. A veces pienso que me trae más cuenta disfrutar con una buena cena o comida que comer tanto verde. Qué hago yo hablando de gastronomía y de dietas contigo? Si lo que tengo más ganas de probar, comer, saborear, morder, chupar... eres tú?

      Crees que no te mordería ni saborearía sensualmente todo tu cuerpo? Es lo que más me gusta, ese momento en el que te calentaría tanto hasta que me pidieras que te follara como a una zorrita, sinceramente ese momento es lo que más me pone uhmmm. Y a ti te tengo unas ganas enormes :)

      Si me mandas un montón de besos te mando lo mismo y algún mordisquito sensual, para que lo pongas donde más gustes ;)

      Eliminar
    3. Hola Ursulita, o prefieres un hola zorrita? Sea como fuere, he dejado una entrada en mi blog, si no te quita mucho tiempo le echas un vistazo y ya me dices.

      Un besazo preciosa, sigues zorreando estos días? Espero un sí por respuesta eh!

      Eliminar
  4. que zorrita nos encantas nena felices vacaciones y estamos seguros que pronto tendras mas que contarnos para ponernos a mil como siempre un beso de parte de los 2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias parejita, veremos a ver como se presenta el verano.
      Besitos para los dos de vuestra fiel zorrita.

      Eliminar
  5. Ummm me ha puesto muy caliente ese relato .. luego de leerlo he salido al balcon para ver si tenia alguna vecina como tu.. pero no ha habido suerte..
    besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Sayuri cuanto tiempo¡¡, oohh siento lo de tu vecina, menos mal que por lo menos te lo pasaste bien con mi última experiencia.
      Muchos besitos guapo.

      Eliminar
  6. Vaya vaya... Alguna cosa así me ha pasado a mi, aunque tu lo cuentas de maravilla. Creo que tu vecino no es el único que se va a correr pensando en ti, desnuda y masturbandote...

    Por cierto, no te preocupes que el escándalo público ya no existe, y mucho menos en tu propia casa. Sólo se considera si existe intención sexual hacia menores de edad. Así que tranquila, y sigue siendo así.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes bien, lo que me gusta conocer que la gente se excita conmigo, y mientras está masturbándose o tienen sexo con sus respectivas parejas, piensan en mi cuerpo, en mi cara, en mis palabras.

      Ok tranquila, y lo aplicaré en futuras vivencias jajajaja.

      Muchos besitos erotisimas y disfruta del verano.

      P.D: Me alegro que hayas vivido algo igual, porque en verdad la experiencia es alucinante.

      Eliminar
  7. Vaya Úrsula, una dosis de zorrerío puro y fotos tuyas. Así me gusta.

    Obviamente, te escribo desde la relajación tras el orgasmo, me he dado un gustazo a tu costa. Mmmm.

    En fin, esta aventura ha sido impresionante, me has excitado increíblemente y viéndote he imaginado mi lengua dónde estaban metidos tus dedos y bffff. Qué rajita tan apetecible.

    Un besito, zorrita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola ConLabia, pues así me gusta a mí también, que disfrutes con mis vivencias, y te pegues un buen gustazo.

      La verdad que hubiera estado muy bien una lengua en mi rajita en ese momento, y después algo más largo y duro jajajaja.

      Me encanta que me comentes y disfrutes tanto como dices conmigo.

      Un besazo, y por cierto, me encanta que me digan “zorrita”.

      Eliminar
  8. Qeu buen blog tienes. Nos gsuta como relatas todo....t eimaginamos jugetona estudiando. Deberias venirte a visitarnos a Uruguay.

    Besos
    clau

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias parejita, buff pues creo que lo pasaríais de fabula conmigo, porque soy un montón de juguetona, jajajaja.

      Me encantaría ir a Uruguay, nunca he estado y eso que viajar es una de mis aficiones.

      Muchos besos para los dos, y nuevamente gracias por comentarme.

      Eliminar
  9. Geniales tus historias, nos encantan, a mí Alice, y a Man. Yo por mi parte, lo que cuentas en esta historia siempre he soñado con hacerlo, me excitaría tantísimo que alguien se corriese en la distancia conmigo :)... Pasaré mucho más por aquí, un besito donde prefieras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola alice y Man, me enorgullece que disfruteis tanto con mis experiencias. Sinalguna vez tienes la ocasión de hacer esa fantasía, te lo recomiendo, porque da muchísimo morbo, la sensación de ver a una hombre frente a tí, totalmente desnudo, y masturbandose su dura polla para tí hasta que sale su corrida es genial (y si además tu estas masturbándote también totalmente expuesta ya ni te digo).
      Aqui os recibiré con los brazos abiertos. Muchos besitos.

      Eliminar
  10. Hola querida Úrsula!!
    Eres una zorrita encantadora...
    Me encanta ese nombre sugerente... me encanta ese cuerpo caliente... y me encanta esa prosa ardiente...
    Veo que con estos calores tu zorrería va en aumento... Y que no pare...

    Besos para esa zorrita encantadora!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola sextudiante. Gracias por tantos "me encanta", y por comentarme. Bueno esa zorrería fue para acabar bien el curso jajajaja. Espero que este verano no me aburra mucho ;-)
      Besitos.
      P.D: Me gusta eso de "zorrita encantadora".

      Eliminar
  11. Aburrirte tu?? jajaja no puede ser!
    Además el verano es la ostia. La playita, el calor, los vestiditos cortos o los short con los cachetes asomando, los top marcando pezones... jeje si es que se pone uno malísimo con sólo salir a la calle.
    Y lo mejor es que hay un ambiente de calentura general muy propicio para las nuevas amistades y para los "roces" inesperados mmmm.
    Un besazo guapa, Ariel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intento no aburrirme, este verano lo estoy aprovechando, ya os contaré de todo un poco. Besitos.

      Eliminar
  12. He estado pensando, y se me ha ocurrido una forma de compensarte esos momentos traviesos que me haces pasar, y toda la leche que a tu costa, descargo.
    Ya te contaré cuándo vuelvas a postear, pero creo que te va a gustar.

    Un beso, zorrita (a mí me encanta decírtelo).


    ¿Qué será, será? Mmmmmm.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conlabia, deseando estoy a que me cuentes eso, soy muy curiosa, así que no te tardes.

      Un besazo de tu zorrita.

      Eliminar
  13. Que relato, me ha tenido todo el rato bien atento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero que estés atento a lo que te cuento, y que lo disfrutes también. Besitos.

      Eliminar
  14. Buenas ursula soy un chico de 16 años i eres mi idola enserio eres tan i tan NATURAL i puff enserio ees una crack i lo vales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lalouh, muchas gracias por tus halagos. Besitos guapo

      Eliminar